¿Quién paga los servicios ecosistémicos?

EUGENIO FERNÁNDEZ

Crónicas de Fauna / Terabithia Press

Fotos: Terabithia Stock / Eduardo Fernández

Durante los últimos tiempos se ha puesto de moda el concepto “servicio ecosistémico”. Un servicio ecosistémico es un beneficio directo que la Naturaleza presta gratuitamente al ser humano, y que suele ser básico para su supervivencia. Por supuesto, la Naturaleza no está para prestar ningún servicio al ser humano. No es un ser consciente que no tenga otra cosa que hacer que satisfacer al mono desnudo, pero es una aproximación que consigue hacer entender a una porción recalcitrante de la Humanidad el porqué es necesario proteger y cuidar la Naturaleza, aunque sólo sea por este enfoque práctico y utilitario.
Entre los principales servicios ecosistémicos se encuentran el aprovisionamiento: comida procedente directamente de la Naturaleza, o indirectamente a través de un suelo sano y equilibrado, apto para el desarrollo de los cultivos. El aprovisionamiento de agua, que en última instancia proviene directamente de la Naturaleza, protección de las zonas costeras contra inundaciones cortesía de manglares y arrecifes de coral, producción de oxígeno atmosférico por parte de bosques y fitoplancton, y un largo etcétera.

Vivimos en una sociedad capitalista de libre empresa, lo que significa que debemos pagar a cambio de recibir productos y/o servicios, de una forma u otra, directa o indirecta. Y casi siempre sucede que aquello que no nos cuesta dinero no lo valoramos. El famoso “gratis total” que en nuestro país
ha sido la norma hasta hace pocas décadas y que tanto está costando cambiar la mentalidad de buena parte de la sociedad para que acepte y comprenda que todo cuesta dinero. Por eso nunca hemos valorado los servicios ecosistémicos. Porque se nos dan gratis total, no nos
cuesta dinero ni esfuerzo. Abrimos el grifo y ahí tenemos el agua. Es verdad que pagamos el coste y el servicio de que ese agua llegue a nuestro grifo, pero no pagamos el agua en sí. Los beneficios gratuitos que la Naturaleza nos proporciona siempre han estado ahí, era algo que dábamos por sentado casi como si fuera un “derecho adquirido”. Pero la destrucción acelerada de nuestro planeta por parte de la Humanidad nos ha puesto en una tesitura en la que estamos jugando con “las cosas de comer”, y esos servicios empiezan a “fallarnos”.

El calentamiento global, provocado por los humanos, ha provocado a su vez el aumento de fenómenos extremos: inundaciones, nevadas, sequías…cosas cuyos efectos eran evitados o paliados por la propia Naturaleza cuando el mundo estaba en equilibrio, ahora esto empieza a no suceder. Talamos o quemamos bosques por doquier hasta que llega la lluvia, arrasa el suelo y lo convierte en un erial. Luego viene la sequía porque el suelo no puede retener ya la humedad que retenía cuando había árboles y vegetación. Abrimos el grifo y ya no sale el agua.

Por consiguiente toca ya pensar en pagar esos servicios ecosistémicos más que nada para asegurar que se sigan prestando. Al principio los museos eran gratis y ahora hay que pagarlos. Al principio el fútbol era gratis en la tele y también hay que pagarlo. Pues los servicios ecosistémicos ya no pueden seguir siendo “gratis total” y hay que pagarlos. Pero ¿cómo? En nuestra sociedad capitalista es muy fácil: si quiero pan, se lo pago al panadero. Pero, ¿a quién le pago las nubes del cielo que me van a
traer la lluvia? ¿a quién le pago la distribución de semillas que hacen los pájaros para que los bosques se extiendan?

Pues es sencillo: hay que pagárselos a las personas que cuidan, o van a cuidar, de que ese servicio ecosistémico se siga prestando. Aquí tenemos un yacimiento de empleo del siglo XXI: el guardián de los servicios ecosistémicos. Porque si no hay nadie que cuide y proteja estos recursos, acabarán siendo devorados por la Humanidad depredadora. Voy a poner un ejemplo.

¿Sabéis cuántos roedores devoran cada año las aves rapaces? ¿sabéis cuánto dinero en rodenticidas ahorran a los agricultores? ¿sabéis cuántas toneladas de comida llegan a nuestro plato gracias a que un búho real o un milano negro se comen conejos o topillos?

Pues en los EEUU alguien ha respondido a la pregunta, y ha llegado a la conclusión de que una lechuza puede comer 3.000 ratas de abazones en un año. Pero una lechuza no sólo come ratas de abazones sino más especies de roedores. Súmese. Ahora súmese lo que comen todas las lechuzas de una comarca o una región agrícola. Súmese ahora lo que comen todas las rapaces de esa misma comarca o región.
Y ahora imagínese qué sería de esos cultivos si no existieran esas rapaces. La cantidad de rodenticidas que tendrían que usar los agricultores para protegerse de la plaga de roedores, con todos los problemas medioambientales que causan los agroquímicos. Y todo el dinero y el tiempo que deberían gastar en ello. Un dineral. Un pastizal.
Pues eso está pasando. Resulta que a los cazadores las aves rapaces les molestan porque se comen también “sus” perdices, “sus” liebres y “sus” conejos. Como consecuencia, en amplias regiones agrarias de España sufren plagas de conejos o topillos. Yo lo siento mucho, pero entre que un señor cazador mate una liebre o tener trigo para hacer pan, la prioridad está clara. Y ese servicio ecosistémico a las rapaces hay que pagárselo. Con dinero.

Habrá que empezar a contratar personas o familias que, en las regiones agrarias, se dediquen exclusivamente a cuidar del bienestar de las aves rapaces. Realizando seguimiento y monitorización, instalando o restaurando nidos, protegiendo huevos de especies vulnerables de
posibles depredadores, vigilando y reprimiendo a los cazadores furtivos o legales, cuidando y curando a los ejemplares que se encuentren heridos, reinsertándolos luego a su hábitat…

Todo eso protege y asegura la prestación de un servicio ecosistémico: en este caso el control natural de roedores por parte de las aves rapaces.

¿Y quién lo paga?. Pues hay varias formas de enfocarlo.
Mediante Presupuestos Generales del Estado, mediante impuestos directos o indirectos, o mediante una negociación con el sector agrario de forma que una parte de los beneficios obtenidos de la actividad agraria vaya a pagar el servicio ecosistémico, o bien destinar la totalidad de lo ahorrado en rodenticidas a pagar a estos trabajadores pro-aves rapaces.
Pero para ello, es imprescindible que al agricultor se le paguen sus productos SIEMPRE por encima de su coste. Si no, es imposible. Una cosa va ligada con la otra. Pero ¿quién abre ese melón? 

© Crónicas de Fauna 2021

What’s New in Terabithia Press

Paris’24: ‘Reduce, Reuse & Recycle’

Coca-Cola, principal patrocinador histórico de las Olimpiadas desde 1928, entregará más de 20 millones de bebidas durante los Juegos de Paris este año y se ha marcado un gran reto para servir además de ejemplo global: revolucionar la forma en que se distribuyen las bebidas para lograr el objetivo de residuo cero. “Un mundo sin residuos y, en particular, recoger una botella o una lata por cada botella o lata puesta en el mercado, es el objetivo de The Coca-Cola Company en todos los países de Europa para 2030 en colaboración con nuestros socios embotelladores”, nos explica Wouter Vermeulen, director de Sostenibilidad en Coca-Cola Europa. Por su parte, la directora de Estrategia de Sostenibilidad de Envases para Europa en The Coca-Cola Company, Ana Gascón, (en la imagen), nos detalla en una reunión en Bruselas que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos representan «una oportunidad para empujarnos a acelerar la transformación de nuestro modelo de distribución en línea con los compromisos de París 2024».

Caballos prehistóricos en libertad en el Alto Tajo

Pateamos la montaña y la ribera del Tajo, cerca de su nacimiento, junto a varios periodistas ambientales españoles y tres más llegados desde Reino Unido, en un recorrido técnico informativo organizado por esta fundación y apoyado por The European Nature Trust (TENT), Nuestros Espacios Protegidos y la red Europarc. Nuestra misión es relatar —en base a la observación no sólo del paisaje, sino de las múltiples acciones de recuperación y dinamización que diferentes asociaciones locales impulsadas por gente joven pero muy formada— que otra forma de hacer las cosas es posible y que en la apabullante biodiversidad y riqueza natural de la Península Ibérica, incluso de zonas casi ignotas o inaccesibles como ésta, reside una posibilidad real para que la España poco poblada tenga esperanzas de desarrollo.

Montanera: la joya humanizada del bosque mediterráneo

La finca Valle Ferreiros, una dehesa portuguesa de 500 hectáreas en estado de conservación excepcional, es uno de los territorios alentejanos donde el porco preto sale en montanera. Explotada por la firma de Guijuelo Julián Martín, su director gerente, Fernando García, explica a pie de fábrica, en los secaderos de toda la vida, que “la dehesa es un ecosistema único que debe ser gestionado correctamente según los modelos tradicionales, con el fin de regenerarla y garantizar su aprovechamiento por las generaciones venideras».

Nuevo impulso filantrópico y científico a la Unidad de Investigación en Inmunoterapia CaixaReserch

Fundación «la Caixa» compromete otros 4,6 millones para desarrollar nuevas terapias personalizadas contra el cáncer. «Mejorar la salud y la calidad de vida de las personas está entre los objetivos fundacionales de nuestra entidad. Para acercarnos a esta meta, colaboramos estrechamente con instituciones que son auténticos referentes en sus campos, como lo es el Hospital Clínic Barcelona en inmunoterapia del cáncer. Gracias a sus investigadores, volcados en encontrar nuevas alternativas de tratamiento, se están desarrollando productos novedosos en el ámbito clínico que logran cambiar vidas». Son palabras del director general de la Fundación «la Caixa», Antonio Vila Bertrán., quien ha presentado, entre otras líneas de mecenazgo científico de esta entidad, programas hasta 2026 que «permitirán desarrollar nuevos productos de inmunoterapia celular para el tratamiento de pacientes oncológicos o con otras enfermedades inmunitarias, desde la investigación básica hasta la aprobación para su uso clínico, al menos bajo exención hospitalaria».

La finca El Castañar, refugio del águila imperial y el lince ibérico, Premio Fondena 23 por la conservación de la biodiversidad y la gestión sostenible agrícola y ganadera

Gestionada por los hermanos Finat, El Castañar (Mazarambroz) es una de las fincas de los Montes de Toledo mejor conservadas y gestionadas. La explotación cinegética responsable para control de las poblaciones de ungulados, la actividad ganadera y los usos agrícolas son perfectamente sostenibles y compatibles con la conservación de la biodiversidad y, desde hace años y con la colaboración de fundaciones como CBD Hábitat, un refugio para especies amenazadas, especialmente el lince ibérico y el águila imperial. Además, dispone de alojamiento y servicios para ofrecer al amante de la naturaleza experiencias inolvidables de turismo ambiental.

La Rivoira Sacrata forjada por monxes e campesiños

Uno de los secretos mejor guardados de la Galicia interior, ese territorio natural habitado y obrado ‘ora et labora’ por monxes e campesiños, persistente por los siglos, ése cuyo paisaje han pintado pueblos llegados del exterior y gentes autóctonas descendientes de pobladores asentados desde la prehistoria, aquéllos que engarzaron ayer y hoy ‘a terra co home’ y conservan su modelo vital ligado a los caprichos orográficos y la exuberante biodiversidad que favorece ese clima tan especial de influencia atlántica y frentes mediterráneos con veranos cálidos y otoños templados y multicolores. El trabajo intenso de las comunidades locales a lo largo de los siglos, en pendientes imposibles, con policultivos adaptados al clima y a los cambios de los modelos sociales y económicos, resulta hoy un importante activo para el nuevo turismo rural sostenible.

Aguas que miman cuerpo y Naturaleza

Uno de los principales manantiales donde capta el agua pura Font Vella, (marca de agua mineral natural de Aguas Danone) es el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, en tierras de Sigüenza (Guadalajara), parajes icónicos a más de 1.000 metros de altitud utilizados como ‘plató natural’ por Félix Rodríguez de la Fuente en la filmación de numerosos episodios de la Serie ‘El Hombre y La Tierra’. Es éste el paradigma de cómo una explotación de extracción de agua pura, considerada actividad minera, contribuye a la protección de un espacio natural de alto valor botánico y faunístico. Descubre un mundo subterráneo fascinante de la mano del director de Terabithia Media, Eduardo Fernández, quien ha recorrido en numerosas ocasiones este territorio natural y visita, en compañía de los técnicos de planta, el manantial segontino de la división de aguas de Danone.

‘You In Madrid… Me In Paris’, Or Anywhere

The editor of Terabithia Press, the Spanish journalist Eduardo Fernández, spent a week in Paris during Christmas for work but also to enjoy, slowly, the most visited city in the world. He had been hosted, for free, thanks to the Home Exhange method, an initiative that seeks for a new kind of tourism in which people respects the environment and becomes aware of their impact on the community. Last day of stay: warm meeting with Charles-Edouard Girard, chairman of the exchange platform, who talks about the essential elements of a more responsible and sustainable journeys. Here you have an informal interview with the visionary entrepreneur who created and developed the ‘guest-points’, a man who democratized travelling mainly in US, France and Spain.

Espacios rurales mágicos, historia y aventuras en las montañas de Albacete

La Sierra de Segura albaceteña. Sólo hay un modo de atisbar lo que una de las regiones más insospechadas —y aún desconocidas por muchos— de Castilla-La Mancha ofrece al viajero: decidir hoy mismo que cualquier día es perfecto para escapar hasta allí. Quien en su recorrido no oiga el manido “Aquí me quedaba yo a vivir”, el clásico “Una casita de aquí, para el fin de semana y las vacaciones”, o el típico “Ésta sí que es comida como la de la abuela”, es que no se ha bajado del coche. Así que, fijen su primer destino, carretera y manta…

Impresión fácil, económica y más respetuosa con el medioambiente

El servicio HP Instant Ink garantiza el reciclaje correcto de los cartuchos de tinta usados, reduce la huella de carbono y minimiza el consumo de agua y energía. Este servicio de la multinacional tecnológica hace todo por los usuarios: la impresora avisa automáticamente por internet a HP cuando los niveles de tinta o tóner son bajos y HP entrega los nuevos cartuchos en casa o en la oficina antes que se agoten y, por descontado, recicla los cartuchos usados conforme a la norma cuando los recibe devueltos por el usuario. En los últimos años se han reciclado una media de 14.950 toneladas de cartuchos de tóner HP y 1.500 toneladas de cartuchos de tinta HP en todo el mundo.

Bristol Myers Squibb y Rockefeller University desarrollan una terapia de anticuerpos monoclonales contra la covid que permitirá una distribución mundial de los tratamientos asequible

Esta terapia, en cuyo desarrollo participa el premio Nobel 2020 Charles Rice, estimula el sistema inmunitario y se ha demostrado que es eficaz contra mutaciones y nuevas variedades agresivas del nuevo coronavirus como la brasileña o la sudafricana. Los ‘Rockefeller’s novel monoclonal antibody’ (mAb) secuenciados por este instituto son muy potentes para bloquear la proteína pico del SARS-CoV-2 y neutralizar la acción del virus y han sido diseñados para permanecer activos más tiempo que los anticuerpos típicos en el torrente sanguíneo.

La ‘nonprofit’ National Medical Fellowships lanza un programa dotado con 100 millones de dólares por Bristol Myers Squibb Foundation para ayudar a aumentar la diversidad en los ensayos clínicos

«La investigación clínica es necesaria para generar evidencia que demuestre la eficacia y seguridad de los nuevos tratamientos», explica Robert Winn, director del Massey Cancer Center (Virginia Commonwealth University), quien preside el comité asesor nacional del programa de desarrollo Diversity in Clinical Trials Career de Bristol Myers Squibb Foundation. “Si bien la respuesta del paciente a las terapias médicas puede diferir entre los subgrupos raciales y étnicos, los ensayos clínicos a menudo no representan la diversidad demográfica de las poblaciones a las que estos productos pretenden servir.

Toll Foundation entrega a la Universidad de Pensilvania la aportación filantrópica para la formación de abogados más importante de la historia de Estados Unidos

La cifra sólo avanza el calado de una operación fundacional que va mucho más allá de la atención a la emergencia y pone las luces largas: 50 millones de dólares. Para hacer justicia. Para educar en la excelencia a abogados especializados en derecho público, que además trabajarán pro-bono para comunidades desfavorecidas. Una aportación del mecenas descendiente de judíos Robert Toll, quien se arroga un espíritu interior transformador de la sociedad; una donación que llega en un momento sin precedentes en la historia, crítico, tanto por el brutal impacto social y sanitario generado por la pandemia #Covid19 como por la especial coyuntura de vulnerabilidad social que sufren decenas de millones de personas en Estados Unidos, lo cual implica que actualmente ya se necesitan desesperadamente abogados que trabajen por un sistema más justo y equitativo.

Récord en fondos para ayuda humanitaria internacional: 29.000 millones de $ en 2018

La asistencia humanitaria internacional alcanzó un récord de 28.900 millones de dólares en 2018, un aumento del 30% desde 2014 (sólo un punto de incremento con respecto a 2017), ello a pesar de que las necesidades en diferentes regiones del planeta se han multiplicado exponencialmente los últimos años tanto por conflictos armados, como por desastres naturales y, por supuesto, a causa de las diásporas forzadas por la persecución étnica que han dado lugar a diversas crisis humanitarias o el drama que cada verano se vive en el Mediterráneo.

Fundación Carasso presenta ‘Ruralitud’, una plataforma digital para impulsar el emprendimiento agrícola sostenible

Orientada a favorecer un relevo generacional y una incorporación de jóvenes en el sector agrario, esta plataforma busca contribuir a un sistema alimentario sostenible. La web ofrece guías prácticas, recursos de consulta y ejemplos de iniciativas exitosas que ya están en marcha en España, representando una muestra significativa de Sistemas Alimentarios Territorializados (SAT). Creada Por Fundación Carasso con la colaboración del Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), la página está dirigida para consulta de quienes estén valorando nuevos proyectos agrarios y puedan utilizarla desde su contexto particular.

Fundación ”la Caixa” impulsa 15 inmunoterapias oncológicas CAR-T y el Hospital Clínic logra, con su apoyo, avances extraordinarios en la cronificación del mieloma múltiple

El estudio de inmunoterapia CAR-T, coordinado por el doctor Carlos Fernández de Larrea —hematólogo del hospital y jefe del grupo sobre Mieloma, Amiloidosis, Macroglobulinemia y Otras Gammapatías del IDIBAPS—, se enmarca en la Unidad de Investigación en Inmunoterapia – CaixaResearch, dirigida por el doctor Manel Juan, jefe del Servicio de Inmunología del Clínic-IDIBAPS y de las plataformas conjuntas del Hospital Sant Joan de Déu y el Banco de Sangre y Tejidos. Este tratamiento, conocido como terapia CAR-T (Chimeric Antigen Receptor T-Cell o receptor de antígeno quimérico de células T), busca cronificar el cáncer que acaba con las células plasmáticas (los glóbulos blancos encargados de producir los anticuerpos que necesitamos para responder a las infecciones). Este innovador tratamiento convierte al paciente en donante.

Las granjas lecheras son un importante refugio para aves con poblaciones en declive vinculadas a la agricultura

Nestlé trata de contribuir a mejorar la producción agrícola, el nivel social y económico de los agricultores, las comunidades rurales y los sistemas de producción para hacerlos más sostenibles desde el punto de vista medioambiental, para lo cual se ha desarrollado un Plan de Fomento de la Biodiversidad que contempla, entre otras acciones en las explotaciones ganaderas, la reducción en el uso de fitosanitarios; el manejo y conservación de los elementos naturales como setos, bosquetes, muros de piedra seca o zonas encharcadas; la creación o mejora de los hábitats para la biodiversidad, como la creación de charcas o la plantación de franjas de vegetación silvestre con flores.